Norberto

Testimonio Ilustrado para Proyecto Norberto: Un espacio de reflexión colectivo acerca de la cultura del silencio que genera el bullying


Alrededor de los 7/8 años sufrí de bullying. Soy colorin y lo diferente llamaba la atención en mi grupo de amigos de mi barrio, me comenzaron a molestar por ello. Me pusieron sobrenombres como llamita, lipigas, fósforo, cabeza de cobre, de zanahoria, etc. A la larga esto me agotaba y me hacía sentir mal, pero esto no me impedía seguir saliendo y jugando con ellos. Sin embargo un día me caí y esto detonó en una serie de burlas que resonaron en mi cabeza de parte de todo el grupo “llorón!” “¡llamita!” “¡zanahoria deshidratada!” entre otras cosas, yo solo atine para pararme y salir corriendo hacia mi casa. Esta situación hizo que me comenzara a alejar del grupo, ellos no me vinieron a buscar más y yo deje de salir como un niño normal.
- Lucas, 21 años, La Florida.




Stgo, Chile.